Conoce la historia de “León” el cerdito paralítico que volvió a caminar

la-historia-de-leon-el-cerdito-paralitico-que-volvio-caminar-08


Nadie puede detenerlo ahora! En poco más de tres semanas de edad, el cerdito León Trotsky tiene más agallas que muchos que son diez veces su tamaño y que ya ha vencido las adversidades no una sino dos veces. 

Haber nacido un cerdo “granja”, León estaba destinado a la muerte en algún matadero, pero luego de un accidente causado por su madre que estaba herida (que se cobró la vida de dos de sus hermanos) puso a León en otra complicación. 

Con el fémur derecho posterior un poco roto y dislocado, además un daño al corvejón y en los ligamentos en el otro lado, las cosas no podrían haber sido peor para este pequeño bebé.
Pero nadie le dijo a este pequeño y valiente León que estos obstáculos en su mundo deben detenerlo. Su vida era preciosa como debería de ser la de todo animal y por suerte esto fue reconocido por un alma de buen corazón de The Edgard`s Mission que buscaba una mejor vida para León.

Pero trabajar con cerditos con pequeños huesos y frágiles nunca es fácil. León resultó demasiado pequeño para poder ser operado y el más pequeño de los carros que existen le habrían originado de mal modo la presión de sus miembros comprometidos.
Sin embargo, la necesidad es la madre de la invención y junto con la determinación de León, aquí está el resultado, hoy ya tiene su carrito y corre feliz como antes.
Si usted desea hacer una donación deducible de impuestos al fondo de lucha médica para ayudar a los animales como León en Trotsky y asi darle la oportunidad de una vida digna y amor, por favor hacer clic aquí.


León sin lugar a dudas nos da ejemplo de lucha y superación que nos debe motivar a no darnos nunca por vencidos y siempre priorizar la vida animal como lo hicieron los nobles animales verdaderamente “humanos” que lo salvaron, porque si en verdad se quiere hasta lo que parece imposible se puede hacer realidad.
ARTÍCULOS RELACIONADOS:

Image and video hosting by TinyPic

Loading...

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario