Conoce a Duke, el perro que se convirtió en el padre adoptivo de Sophie, una cerdita bebé.

perro-pastor-se-convierte-en-el-padre-de-una-peque%C3%B1a-cerdita-09

El reino animal no deja sorprendernos y de darnos ejemplos de humanidad y ahora de paternidad. Esta es la historia de Duke un perro de 5 años de edad y su hija adoptiva Sophie, una cerdita que estuvo a punto de morir.

Canadá.- Sophie era la más pequeña de una camada de 12 cerditos nacidos a principios de la primavera, a pesar de su lucha para sobrevivir, ella no lo estaba haciendo bien, no era lo suficientemente grande como para luchar por la leche de su madre contra sus hermanos y hermanas.
Su vida en la granja se estaba acabando, pero, uno de los hijos de los dueños, un adolescente de 17 años de edad, llamado Tristán Quiring, no dejaría que Sophie se rinda. Él decidió llevarla a su casa para darle un poco de amor y el cuidado personal que necesitaba.
“Estaba cerca de una semana de edad y ella estaba a un par de horas de una muerte inminente”, explica el padre, Richard Quiring. “Mi hijo decidió que él iba a tratar de ayudarla a salir adelante. Él la trajo a nuestra casa y descubrió una receta (para darle de comer) que podía sustituir a la leche de su madre y así empezó a cuidar de ella restituyendo de a pocos su vitalidad “.
Después de unos días, y con un poco de cariño, Sophie estaba mejorando muy bien. Pero lo que sucedió a continuación fue algo impensado. Ella desarrollo un vínculo sorprendente con el perro de las familia llamado Duke.
Él dice que desde el primer día los dos se conectaron, Sophie empezó a compartir su comida y a dormir abrazada con él, mientras que Duke actuaba como padre amoroso, consentidor y protector, es así que los dos empezaron incluso a compartir la misma perrera.
“Sophie sale a jugar al patio, ella se queda ahí y no va a los pastos donde están los otros cerdos, simplemente se queda en el patio y juega con Duke, gozando de su libertad y el sol”, dice Quiring. “Ella es muy, muy sociable, ama a la gente, pero a quien mas ama es a Duke.”
Duke tiene 5 años y se crió en la granja de cerdos, pero nunca lo ha llevado a adoptar un cerdo antes. Este comportamiento es totalmente único.
El compromiso de Duke con Sophie y el vínculo que han creado también fue crucial para su recuperación y para que prácticamente sea una cerdita con complejo de perro.
“Los cerdos suelen independizarse de sus madres a las seis semanas de edad, y son animales muy sociables. Ellos crecen en el circulo social de la manada, por lo que para ella dejar sus compañeros de camada y su madre en tan sólo una semana de edad, habría sido muy difícil”, explicó Quiring. “Pero Duke, se convirtió en un padre sustituto para ella, y él a adoptado a Sophie como parte de su manada ahora, es una especie de conexión de hija y padre y eso es realmente único.” 
A diferencia de sus hermanos, Sophie es ahora parte de la familia. Ella  está creciendo rápido y pronto pesara más de Duke informo el National Post.
ARTÍCULOS RELACIONADOS:

Image and video hosting by TinyPic

Loading...

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario