[CONMOVEDOR] Su cuerpo está sanando, pero su alma aún llora

Su-cuerpo-est%C3%A1-sanando%2C-pero-su-alma-a%C3%BAn-llora-1
Esta pequeña finalmente tiene la oportunidad de sanar su herido cuerpo, pero su espíritu aún llora. Conoce su historia en la nota

Dutchess fue rescatada de las calles el Martes pasado, por las personas de Control de Animales del Condado de Miami Dade. Nada se sabe de su vida antes de llegar a las manos de los rescatistas, pero es evidente que su vida ha sido crítica.
Cuando llegó, estaba cubierta de heridas causadas por Demodexia, un tipo de sarna muy agresiva. Ella también estaba desnutrida, deshidratada. En la escala de valoración de 1 a 9 que el refugio tiene a la llegada de los pequeños, Dutchess apenas obtuvo 1,5… y su condición más grave no era física… su tristeza era algo plausible terriblemente.
Afortunadamente y luego de su rescate el Martes pasado, debido a su crítica condición, fue derivada con las personas de AWFAS (A Way For A Stray) que se especializa en los casos que los refugios locales de control de animales no pueden tratar. La Presidente de AWFAS Lyndsey Gurowitz dijo a los medios “Dutchess está aún peor cuando la ves en persona que lo que puede verse en las fotografías, no entendemos como un animal puede llegar a estas condiciones y los demás animales – humanos – ni siquiera la veían

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Ella está sangrando por sus heridas en la piel causadas por la Demodexia” dijo Lyndsay “Ni siquiera se si ella es capaz o no de ponerse de pie aún, sus patas están tan inflamadas por ésta enfermedad que solo lo sabremos luego” y finalizó diciendo “ella está tan debil y tan comprometida su salud… pero sobre todo… ELLA ESTÁ TRISTE
Cuando los rescatistas llegaron a ella, se encontraron con un animal en terribles condiciones y temblado de miedo, frio, dolor, teniendo que envolverla en una manta con mucho cuidado a fin de no provocar más rasgaduras en su piel enferma. Se aguantaban las ganas de acariciarla (dijo Lyndsay) porque ella sufría tanto cada toque en su piel, que una simple caricia, para ella significaba dolor. “Su piel estaba en carne viva, se le notaba el dolor en sus ojos, apenas la tocábamos gritaba de dolor insoportable
Pero lo más conmovedor de ésta historia difícil que Dutchess está pasando, es que todo este maltrato, abuso y abandono ha afectado sin lugar a dudas su espíritu. Lyndsay comenta que ha presenciado cientos de rescates, de animales inclusive en peores condiciones, y que en el momento de ser rescatados todos menean un poquito la cola o levantan la cabeza y que Dutchess no hizo ni lo uno ni lo otro, no por ingratitud, sino simplemente por un espíritu entristecido que no se soluciona en un momento.
Todo este maltrato, omisión, rechazo han causado que Dutchess perdiera su alegría de perro, su espíritu alegre que es inherente a cualquier animal. Ella ni siquiera levanta la cabeza, es como si ella no se creyera lo que le está pasando, o que pensara que pronto acabará de nuevo abandonada y rechazada. Es como que no desea hacerse esperanzas para no desilusionarse nuevamente. Es triste de partir el corazón verla
Pero afortunadamente, luego de tanto padecer, ahora Dutchess está en manos de personas amorosas que no van a descansar hasta que Dutchess recupere la confianza en ella y en los humanos que la rodean y sienta que ésta vez es la definitiva, que ya nadie la abandonará ni maltratará.
AWFAS la llevó a una clínica veterinaria apenas recibida en la noche del Jueves pasado, donde además de todo lo que visualmente podemos ver en Dutchess, tenía anemia, por lo cual fue admitida para permanecer en cuidados intensivos. El viernes pasado por la mañana Lyndsay dijo que “los números de ésta pequeña han mejorado bastante y está estable, pero no por eso nos confiamos y seguimos con el tratamiento de reposición sanguínea (transfusiones), medicación, hidratación y alimentación específica hasta lograr una estabilidad que nos pueda permitir respirar
Cuando Lyndsay se refirió al estado anímico de Dutchess, todos esperábamos que ella al menos hubiera podido avanzar en algo, pero según comenta su cuidadora “ella aún está temblando
La historia de Dutchess nos expone de la forma más vergonzosa la realidad de maltrato que los animales padecen, tanto de abuso físico como psicológico y cómo ambos abusos afectan a los animales de forma a veces irreversible. Dutchess apenas tiene 6 meses de edad y el mal pago de los humanos que hasta el Martes la habían maltratado, es que su típica alegría y energía de cachorro, simplemente no está más allí.
Ella tiene un largo camino por delante y la lucha de los rescatistas es por sanarla física y emocionalmente y que ella sea lo más feliz posible. Ya hay cuatro familias que se han evaluado y procesado como posibles hogares definitivos para Dutchess, así que cuando ella salga de cuidados en el hospital, se elegirá la mejor familia para que ella pueda volver a sentir felicidad.
Mientras tanto, el equipo trabaja día y noche por reestablecer la salud de Dutchess y sobre todo, reestablecer su confianza, su alegría y su fe que todo lo malo ya acabó.
Esperemos que en un par de semanas, tal vez un mes, para ver su piel mejorar, que el dolor ya no exista y que ella comience su jornada de buenos sentimientos a su alrededor” dijo Gurowitz.
Se espera que la pequeña permanezca en cuidados intensivos, al menos durante una semana más. 
Si tu deseas colaborar en la recuperación de Dutchess, por favor no dejes de colaborar con una donación haciendo clic AQUI
Si desea conocer más ejemplares y
conmovedoras historias de animales puede ingresar dando clic
 aquí

Image and video hosting by TinyPic
Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Loading...

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

ARTÍCULOS RECIENTES:
Image and video hosting by TinyPic

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario