[CONMOVEDOR] Madre chimpancé es registrada cuidando su cría discapacitada

Madre-chimpanc%C3%A9-es-registrada-cuidando-su-cr%C3%ADa-discapacitada-1
Por primera vez un equipo observó en la naturaleza una madre chimpancé cuidando a su cría con severas discapacidades. ¡¡Conoce ésta historia!!

Es la primera vez en la historia que un hecho semejante ha sido registrado en libertad. Dos casos anteriormente se habían presenciado, pero siempre con animales en cautiverio.
La pequeñita fue encontrada junto a su mamá en el Parque Nacional de Montes Mahale, en Tanzania y fue bautizada como XT-11.
Ella era la sexta hija de Cristina, su mamá, que por aquel momento tenía 36 años de edad. Físicamente XT-11 tenía una apariencia semejante a la de cualquier chimpancé normal, pero presentaba síntomas muy similares al síndrome de Down humano.
La pequeñita logró una sobre vida de 23 meses, algo realmente increíble porque de no haber sido por los cuidados de su madre, ella habría fallecido al poco tiempo de haber dejado de mamar.
Según los científicos que siguieron el conmovedor caso de Cristina y su bebé y lo documentaron en la revista “Primates”, relatan como “la madre respondió a los comportamientos anormales, habilidades limitadas y necesidades especiales de su cría
XT-11 dependía plenamente de la leche de Cristina, incluso luego del período de amamantamiento normal, la pequeña solo podía beber leche de su madre. Ella no podía comer plantas, por lo que su única fuente de alimentación eran las mamas de su amorosa madre.
Las limitantes de XT-11 para comer se debían a su falta de habilidad motora y ésto la llevó a sufrir una carencia de nutrientes al solo alimentarse de leche materna, al menos durante los últimos tiempos” dicen los autores.
Otro problema que la pequeña bebé tenía, era una hernia abdominal en su estómago, daños en su columna vertebral y uno de sus deditos de la mano estaba totalmente inactivo por lo cual asirse era algo muy difícil. Ella podía agarrarse del pelo de su madre, pero sus patitas no tenían fuerza para asirse, por lo que la mayor parte del tiempo iba colgada.
Su mirada era al vacío y su boca permanecía semi abierta por largos períodos de tiempo, además no podía mantener la postura sentada y erguida sin ayuda de su mamá.
No solo su mamá fue determinante, su hermana mayor también sorprendió a todos
Cristina al enfrentarse a esta situación totalmente fuera de lo común, tuvo que cambiar de comportamiento. Dejó de buscar hormigas en los árboles para alimentarse porque no podía escalar ya que necesitaba tener sus dos manos libres para cargar la pequeñita.
Una madre de un niño con discapacidad severa sin dudas sufre un nivel de estrés mucho más elevado que las demás madres, porque debe administrar un cuidado todo el tiempo sin descanso posible” señalan los autores.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Y con el paso del tiempo, aparece el rol de la hermana mayor para ayudar en la tarea. Ocasionalmente la hermana mayor de XT-11, de unos 11 años de edad, ayudaba a Cristina jugando con su hermana, acicalarla y cargarla.
Algunas veces Cristina de forma espontánea, le entregaba la bebé a su hija mayo. Esto es muy inusual en una madre chimpancé” dice el Dr. Nakamura, coautor del Estudio y profesiona dedicado en la Universidad de Kioto en Japón.
Ellas empezaron a complementarse de una forma asombrosa, mientras la hija mayor atendía a la pequeña XT-11, Cristina trepaba a los árboles y comía frutas y hormigas y a su vez suponemos descansar unos momentos del tremendo estrés de estar pendiente 24 horas por día de su pequeñita” dijo Nakamura.
Pero cuando la hermana mayor de la bebé tuvo a su pequeño bebé propio, las cosas cambiaron bastante y los cuidados que le ofrecía a su hermana menor, cesaron.
A ningún otro pariente del clan le era permitido por parte de Cristina de cuidar a XT-11, ese es otro hecho bastante inusual, pero puede deberse a que la madre, consciente de las necesidades especiales de su pequeña, consideraba que no era seguro entregársela a otro ya que no entenderían o no estarían aptos para entender sus necesidades.
La pequeña bebé acabó falleciendo recientemente y las causas de muerte aún no están determinadas, pero se cree que fueron fallas vinculadas al debilitamiento en su salud por causa de la dieta únicamente basada en leche materna.
HISTORIA EVOLUTIVA
Como habíamos dicho, dos casos similares habían sido registrados de forma previa, pero siempre en cautiverio. En uno de éstos casos, el pequeño falleció a los 17 meses de edad y el otro llegó a cumplir 24 meses, pero su sobre vida recibió ayuda de parte del cuerpo médico, apoyándolos con transfusiones de sangre y medicación. Cosas que XT-11 no tuvo.
Observar un comportamiento de ésta índole en nuestros parientes más cercanos en el mundo y en su propio hábitat, nos demuestra que éste comportamiento tiene un largo aliento de historia y evolución.

Nuestras observaciones que muestran a la hermana mayor ocupándose de la pequeñita, están arrojando una gran luz sobre como evolucionó el cuidado no maternal de individuos discapacitados” señaló Nakamura.

Nos conmueve profundamente la situación de XT-11 y realmente nos emociona ver como los animales son capaces de brindar amor y no desprenderse de sus pequeños, ni ante las situaciones más complicadas que pudieran enfrentar.
Demasiadas veces vemos como los homosapiens mas evolucionados (nosotros) encontramos nuestras propias crías en basureros, callejones, etc. en una actitud que jamás ni siquiera forzándolos, los animales serían capaz de realizar…
Por ello siempre decimos.. Seamos Mas Animales Como Ellos… sería un verdadero Don para la Humanidad

Si desea conocer más ejemplares y
conmovedoras historias de animales puede ingresar dando clic
 aquí
Image and video hosting by TinyPic
Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Loading...

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario