César Millan “el encantador de perros” en el programa de Susana Giménez

millan-03

Argentina.- Como si se tratara de un capítulo más de El encantador de perros, en el último envío del programa de Susana Giménez, la diva llevó al estudio un video con el caso de su perra Thelma para que César Millán la aconseje.

Sucede que la mascota, que vive con otros dos weimaraner en su casa de fin de semana en Uruguay, cada vez que Susana llega a su quinta la ataca a besos y abrazos y la diva termina con la ropa rota, la piel arañada, la cara baboseada y las uñas quebradas. “Yo amo a los perros más que a mi vida. Tengo una perra, Thelma, que me trastorna la vida cada vez que la voy a ver. Me quiere, pero viene a 200 kilómetros por hora y se me tira encima, me rompe la ropa, me araña y me besa diez horas seguidas”  preguntó Susana, a lo que Millán respondió con el mismo tono calmado y seguro con el que aconseja a sus clientes en Estados Unidos.

“Lo peor que podés hacer es darle cariño al perro cuando está nervioso. Es mejor dejar pasar el momento y cuando se relajan, darles cariño. Por eso es que yo me dedico a entrenar a los humanos, no al perro”, dijo, y agregó “Seguro que estás pensando ‘Thelma me va a brincar’ dos cuadras antes de llegar. Por eso, proyectás esa energía…. El perro se da cuenta de la energía. Tienes que tener la ropa adecuada, estar relajada y calma. Los perros son como un espejo, cuando te relajas, el perro se relaja” ue si los animales se recuperaran solamente con afecto, él no tendría trabajo. “La gente les da cariño pero no disciplina y ejercicio”, agregó, y después se refirió al caso concreto de Thelma, presente en el estudio, pero aterrada por las luces y las cámaras. “Yo reaccionaría abalanzando el cuerpo hacia adelante, de ese modo le digo al perro que soy el dueño de ese espacio, el líder. Pero si saltás para atrás como presa, se excita más”, aconsejó.

“Si el humano no se transforma, el perro no va a cambiar. Lo que me importa es el perro, cómo satisfacer sus necesidades para que se tranquilice. Los perros no saben que viven con artistas. Son los artistas los que deben reconocer la energía de los perros. Lo que tiene que cambiar es lo que proyecta el humano. El perro reacciona a la energía de uno. Hay que estar relajado y así el animal se calma”, resumió Millán.

Luego de su presentación en Buenos Aires la próxima semana lo hara en la provincia Argentina de Córdoba

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “//connect.facebook.net/es_LA/all.js#xfbml=1”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Loading...

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario