[BUENA NOTICIA] Emiratos Árabes prohíben tener animales silvestres como mascotas

Los Emiratos Árabes han emitido una ley que prohíbe la tenencia de animales silvestres como animales domésticos y se ha comenzado a requisar los animales en custodia de particulares y que lamentablemente hemos visto siendo tratados como adornos excéntricos y tomados como símbolo de estatus.

Los animales silvestres tomados como domésticos son mayormente guepardos (que están en peligro de extinción) y por años son conocidos por haber sido domesticados en los Emiratos Árabes Unidos y países vecinos del Golfo y desde hace años se puede ver las personas paseando con ellos dentro de sus vehículos e inclusive circulando en espacios públicos con ellos, tal como si fueran un perro.

Todo estaba llegando a un punto en que el abuso tenía que ser detenido. En octubre inclusive pasado fueron registradas imágenes de cinco tigres que eran obligados a nadar en la playa artificial de un emblemático hotel de Burj Al-Arab en Dubai para entretenimiento de los “turistas” y fue un punto donde la comunidad internacional, CITES y diversas organizaciones no gubernamentales, pidieron al gobierno de los Emiratos Árabes, detener ésta situación de explotación de especies en peligro de extinción.

El comercio de grandes felinos en el Golfo refleja movimientos de dinero millonarios en la compra y venta de éstos inocentes animales y debido que la posesión de éstos, cuanto más exóticos más estatus dan a su propietario (en el imaginario colectivo), el precio de un León blanco, ronda los 60 mil dólares americanos…

Pero ahora, según el periódico Gulf News, la nueva ley ha entrado en vigor prohibiendo el trato y la propiedad de “todos los tipos de animales silvestres domesticados

Según ésta ley, éstos animales solo podrán ser mantenidos en zoológicos, parques de vida silvestre, circos y centros de investigación… y es la parte que lamentamos de dicha ley, porque en verdad éstos animales debían ser habitantes de sus hábitats naturales y/o de santuarios animales, no apenas retirarlos de sus tenedores particulares, para que una empresa pueda seguir lucrando con ellos de alguna forma.

Para cualquier persona particular que aún luego de esta prohibición, insista en mantener un animal silvestre como doméstico, ostentando su posesión en público puede enfrentar la pena de prisión y multa económica de 135 mil dólares americanos. Por otra parte, quienes los usen para amedrentar a otros, verán un aumento en la multa que además de prisión, deberán pagar 200 mil dólares.

Sin embargo, la nueva legislación no se aplica solo para animales silvestres, ya que también impone nuevas restricciones a los animales de compañía tradicionales. Los tenedores de perros están obligados a registrarlos bajo un registro gubernamental que los autorice a su tenencia y la obligatoriedad de conducirse con ellos en vía pública con correa.

Las personas que tengan animales domésticos y que no los registren, ni obtengan la autorización y legalidad de la tenencia, serán multados en hasta 26 mil dólares.

Un paso adelante es un paso adelante, pero a veces los pasos parecen siempre no ser completos, porque ésta habría sido una excelente oportunidad que el país diera un mensaje contundente y también hubiera prohibido el uso y explotación de éstos y otros animales en cualquier establecimiento comercial, pero en fin, que la lucha sigue… y que éste primer paso sea uno de otros varios que al fin acaben con la explotación animal por diversión, estatus y excentricidad.

Si deseas unirte en la lucha por los derechos de los animales y estar al tanto de las noticias que suceden con los seres más hermosos del planeta, no dejes de unirte a nuestra comunidad en Facebook AQUÍ

Déjanos saber tu opinión