Asesinato Masivo de Animales en Deán Funes (Córdoba)

Dean-Funes
Loading...
Argentina, Córdoba – Con
profundo pesar, dolor e impotencia vimos el domingo en las noticias a más de
200 animales, entre perros, gatos y hasta aves asesinados por envenenamiento en
las calles de Deán Funes (Córdoba), sus 22 mil habitantes están encerrados
porque afuera está la muerte porque agente utilizado en la matanza es metomil,
un insecticida carbamato muy potente, de uso agrícola ha matado hasta las
moscas o roedores que tuvieron contacto con esos animales. Sólo recorren las
calles, plazas y escuelas brigadas de empleados municipales y bomberos del
Grupo de Residuos Peligrosos equipados con trajes especiales que retiran los
cadáveres de los animales. Algo que desconcierta es que no es la primera vez
que ocurre actos criminales como estos. Entre enero y febrero pasados, en tres semanas esta localidad ya había sufrido un ataque similar, con más de un centenar de animales muertos y no se hizo nada.
El
médico Medardo Ávila Vázquez, ex subsecretario de Salud de la Ciudad de Córdoba
y coordinador de la Red Universitaria de Ambiente y Salud, denunció que la
matanza de perros en la ciudad de Deán Funes es parte de una “política
sanitaria” del Ministerio de Salud de la Provincia, cuyo objetivo es detener el
ingreso de la leishmaniasis, una enfermedad que trasmite un mosquito que se que
consume sangre de perros y mamíferos silvestres.
Según
afirmó el especialista a este diario, la Provincia, en forma secreta, encargaría
la aniquilación a las empresas de control de plagas que fumigan contra el
dengue o desratizan. “Hay una o varias empresas de control de plagas que están
haciendo su trabajo matando sistemáticamente perros callejeros. Estas empresas,
las mismas que realizan desratizados o fumigan para combatir el dengue, también
realizan estos ‘operativos’”, señaló.
Dos
empleados municipales y un tercer hombre, que fue municipal, fueron demorados
este martes en el marco de las investigaciones por envenenamiento masivo de
animales en Deán Funes.
Los
sospechosos estuvieron demorados en sede policial después de tres allanamientos
en esa ciudad del norte cordobés, donde se acumulan unos 400 animales
envenenados entre fin del año pasado y los últimos días.
Durante
los procedimientos de allanamiento en las viviendas de los demorados, la
Policía encontró “elementos” de prueba que se convertirían en
“pistas firmes para esclarecer lo sucedido”.
LA
VERDAD DE LOS HECHOS
Casos
como estos en la provincia de Córdoba y en muchas otras del país se vienen
dando desde hace ya varios años. Este no es un caso aislado de algún psicópata que
hizo este crimen solo por odio a los animales, este es un trabajo de exterminio
de animales en situación de calle sincronizado que viene desarrollándose por
varios grupos con poder e intereses en común.
RESPONSABLES
Por
un lado los Municipios son responsables directos por no tener verdaderas acciones
éticas y profesionales para el control de fauna urbana y menos para el
incentivo a una tenencia responsable, lo más sencillo es matar a los animales
de las calles para que los electores no juzguen ni se enteren de su ineficacia
en el cargo.
Otro
punto negativo que tiene relación directa con las políticas de municipios eutanásicos
y hechos como estos, es el asesoramiento del colegio veterinario que como una corporación
solo ve su interés y beneficio económico en base al exterminio de animales que
no tengan un dueño para pagar por su vida. Esa es su política, considerando a
las castraciones masivas gratuitas como “competencia desleal”, se dedican a
negar toda posibilidad de éxito para el control de fauna si es que no se mata a
todos los animales y es por esa razón hay muchos veterinarios verdaderos
profesionales con ética que no siguen sus preceptos y se alejan de su propio
colegio o trabajan con miedo al apriete que constantemente les hacen.
El
gobierno central ya desde hace un tiempo saco el tan promocionado Decreto 1088
que hasta hoy solo a demostrado que beneficia a todos menos a los animales, que
va de la mano su aplicación precisamente de estos veterinarios que solo quieren
como dijimos antes, “animales que tengan a un humano que pague por sus vidas
sino eutanasia humanitaria que le dicen”. No conformes con eso mediante el
ministerio de salud desde hace años que se vienen tramando y haciendo diferentes
“alertas sanitarias” como leishmaniasis, leptospirosis etc. Acusando
directamente mediante la desinformación como foco de infección y raíz del
problema a los perros siendo esto una TOTAL MENTIRA ya que muchos especialistas
han aclarado más de una vez que así como los perros podría ser cualquier otro mamífero
incluyendo humanos pero sin embargo solo se apunta a los más débiles, a
aquellos que no tienen voto pero que su presencia molesta o en todo caso sirve
para acusarlos de lo que no son, “culpables por obligación” ya que todo lo que hoy
lamentamos como la matanza de perros en Deán Funes es producto del caos que hay
en la administración pública y los malos profesionales que actúan como mafia
sin ninguna responsabilidad social solo personal.
Esta
es la verdad, una verdad que incomoda, una verdad negada para la gran mayoría de
ciudadanos por las campañas de desinformación a través de los medios que utilizan
quienes tienen todos los recursos para hacer el bien a la comunidad pero que
solo terminan usándolo en su propio beneficio, sea político, profesional o
personal.
“TENGAMOS
TODOS PRESENTE, QUE CADA DÍA EL EXTERMINIO DE ANIMALES SE HACE DE UNA O DE OTRA
FORMA, ES HORA DE ABRIR LOS OJOS A LA REALIDAD Y A ENTENDER QUE EL ASESINATO DE
UN ANIMAL NO ES SOLUCIÓN PARA NADA Y QUE POR EL CONTRARIO SOLO ORIGINA MAS
PROBLEMAS EMPEZANDO POR LA PSICOPATÍA DE QUIEN LO EJERCE Y QUE EL DÍA DE MAÑANA
NO HARÁ DIFERENCIAS ENTRE UN ANIMAL O UN ANIMAL HUMANO. DE NOSOTROS DEPENDE EL
CAMBIO Y DIGAMOS BASTA DE IMPUNIDAD A QUIENES NOS GOBIERNAN”.
Recomendaciones
para los vecinos en caso de envenenamiento

No tocar a los cadáveres de los animales, ni las sustancias o elementos de
alrededores.

Tratar de permanecer en su hogar y aislar las mascotas de la casa para evitar
que salgan a la calle.

Ante cualquier hecho o actitud sospechosa denunciar al 101, para lograr dar con
los responsables de las muertes.

Llamar a la policía, ellos tienen la obligación de receptar los avisos y
denuncias, para que personal responsable vayan a levantar los cuerpos.

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario