[ALMAS GEMELAS] Dueña fallece 4 horas después que su amada gata falleciera

Due%C3%B1a-fallece-4-horas-despu%C3%A9s-que-su-amada-gata-falleciera-11
Cuatro horas luego de que la gata de ésta abuela falleciera, su amiga inseparable, también falleció ¿Crees que sea una coincidencia? Mira la noticia aquí

Ésta es la historia de Gabby la gata y una abuela que eran mucho más que dueña y animal, sino que eran realmente dos amigas inseparables y la forma en que sucedieron las cosas el día del fallecimiento de ambas, indica que las coincidencias podrían no ser aplicables en éste caso…

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Mi abuela y su gata fueron inseparables, en la vida y en la muerte” cuenta la periodista Jill Layton. Cuatro horas luego de que la gatita falleciera en casa, la abuela “la siguió” y también falleció. Jill dice “Yo no creo que ésto fuera una coincidencia
Gabby la gata, tenía apenas 2 años cuando sus abuelos la adoptaron. Ella comenta que cuando ellos la llevaron a casa, inmediatamente subió las escaleras y encontró la cama de ellos y allí se acostó y esa fue la demostración que ella ya estaba confortablemente ubicada en su hogar. Según Jill, “ella sabía que había llegado al lugar correcto para toda su vida
Luego de que Gabby se volvió un miembro más de la familia, el abuelo de Jill falleció y por no poder mantenerse en una casa tan grande, su abuela y Gabby se mudaron a un condominio de apartamentos para personas mayores, donde la abuela tendría toda la ayuda disponible que fuera necesaria, pero sin perder su independencia ni la posibilidad de tener a Gabby con ella.
Desde el principio, Jill se maravilló con la relación de amor entre su abuela y la pequeña gatita, cuando vio lo feliz que eran juntas se dijo para sí, que apenas pudiera ella adoptaría también un animal. Hasta el fin, Gabby estuvo sus días “pegada” a la abuela con amor y dedicación y sus noches acurrucándose en la almohada donde la abuela intentaba dormir y era “interrumpida” por unas pequeñas garritas pidiendo espacio bien cerca de ella cada noche.
Debido a su edad, ambas comenzaron a reducir sus movimientos a lo largo de los años, pero continuaron siendo esas dos dulces señoritas que disfrutaban de la compañía mutua que se hacían. A los 15 años, Gabby pasó a estar más recogida en sus actividades la mayor parte del tiempo, no interactuando mucho con la abuela y comenzó a perder el apetito y tuvo una pérdida significativa de peso. La abuela también pasó por lo mismo, sin apetito y perdiendo peso de forma inexplicable “En aquella oportunidad vimos que ambas estaban cerca de partir y Gabby parecía estar ya lista para hacerlo” dijo Jill
La abuela la llevó al veterinario y juntos viendo el estado de la pequeña y las pocas posibilidades de vivir sin el dolor que le estaba provocando la enfermedad que le detectaron, ambos consideraron que sería mejor inducirla y dejarla descansar “Mi abuela tomó a Gabby en brazos y la reconfortó mientras el veterinario le aplicaba la inyección para hacerla sentir amada hasta el último segundo antes de cerrar sus ojos para siempre
Ésta es la fotografía de las dos, tomada el último día de vida de ambas, tomada por Judy Caponigro.
En aquel momento mi abuela perdió a su mejor amiga, quizás a su alma gemela. Luego de haberse despedido de Gabby, ella fue para su casa y se recostó en el sofá para tomar una pequeña siesta… y ya no despertó más

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Ella murió 4 horas luego de que Gabby partió. Según Jill cree, puede ser que fuera la hora de ella y ésto fuera una sumamente extraña coincidencia, pero tal vez hubiera fallecido por causa del dolor de ya no tener más a Gabby con ella, o puede ser inclusive que el dolor de tener su alma partida en dos, no pudiera soportarlo.
Hoy en día, yo y mi perro somos tan pegados uno con el otro, como lo eran mi abuela con Gabby yo le agradezco a ella haberme enseñado la importancia de convivir con animales y amarlos perdidamente (…) Yo creo que Gabby estaba allí en espíritu para reconfortar a mi abuela cuando ella dio su último suspiro, así como ella había hecho con Gabby, apenas 4 horas antes” dijo Jill
La abuela de Jill y Gabby fueron enterradas juntas, como no podía ser diferente y su nieta dice estar segura que su lazo inquebrantable está tan fuerte hoy, como lo era cuando ambas eran dos pequeñas señoritas que amaban la vida y se amaban mutuamente.
Porque para muchos de nosotros, un animal no es solo un animal sino parte de la familia, no dejes de compartir ésta conmovedora historia!
Si desea conocer más ejemplares y
conmovedoras historias de animales puede ingresar dando clic
 aquí
¿Te gustan las historias de animales? Únete a nuestra comunidad animalista:

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “//connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&version=v2.5&appId=762141077247980”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Image and video hosting by TinyPic

Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Loading...

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario