Al fin!! Un arma efectiva para curar la Leishmaniosis visceral canina que funciona!!

Hasta éste año, no había un final feliz para animales con leishmaniosis visceral canina, al menos en Sudamérica (donde ya los matan por motivos mucho menos complejos de salud) e inclusive en lugares como Brasil, había una Ley específica, de 1953 que PROHIBÍA el tratamiento médico de los animales que presentaran infección por leishmania, con el supuesto fin de impedir que el protozoario ligado a la condición, se volviera resistente a la droga utilizada para combatirlo en los seres humanos.

Esta ley (que obviamente repudiamos su esencia especista de hacer valer más la vida de unos por sobre la de otros), tuvo su revisión legislativa en éste país hace poco tiempo y desde allí, se pudo investigar más al respecto y la historia comenzó a cambiar (para alegría de los más inocentes).

La liberación de los medicamentos de uso exclusivamente veterinario registrados por el ministerio de la Agricultura abrió el camino a una serie de estudios realizados con el objetivo de preservar la vida de los animales y además, detener nuevas transmisiones” explica Valdir Alvino, gerente de asuntos regulatorios de VIRBAC, Sao Paulo.

EL TRATAMIENTO TAN ANSIADO PARA SALVARLES LA VIDA LLEGÓ A SUDAMÉRICA!

Y luego de ocho años de investigación, la compañía farmacéutica VIRBAC acaba de lanzar el primer medicamento aprobado para la Leishmaniosis visceral canina en el país, condición que hasta ahora era mortal en el 100% de los casos, no porque el animal falleciera por leishmania, sino porque su eutanasia era ordenada de forma inmediata por los organismos del estado.

Se trata de una solución oral con base en miltefosina, substancia capaz de prácticamente eliminar la leishmania del organismo del animal. Inclusive, este medicamento evita que el flebótomo (mosquito transmisor del protozoario), continúe contagiando otros animales cuando pica al animal que ya tiene la enfermedad pero que está siendo tratado con éste medicamento” comenta el Dr. Alvino

El tratamiento se realiza por 28 días seguidos, con tres meses de intervalo. El ciclo es reiniciado si el veterinario lo considera necesario, generalmente cuando el animal presenta algún síntoma de recaída, como heridas en la piel, o inflamación en sus párpados. Vale resaltar que este medicamento no es recomendado para perras embarazadas.

El medicamento ya está disponible a la venta en Brasil, fabricado por VIRBAC y se expide bajo exclusiva receta médica del veterinario a cargo de cada caso.

PERO Y PARA PREVENIRLOS DE CONTRAER LA LEISHMANIA HAY ALGO?

Por supuesto que sí lo hay. Desde 2011 en España se lanzó la primera vacuna preventiva de la leishmaniosis canina en Europa. La vacuna Canileish, que existe desde aquel entonces, solo está indicada cuando existe la certeza de que el perro no está infectado. Es una medida preventiva para evitar el contagio, a pesar que son varias las voces que se han manifestado en contra de la vacuna, hablando sobre los efectos no deseados en los animales vacunados.

Por eso, seguirá siendo la opción más segura SIEMPRE la PREVENCIÓN. El flebótomo acostumbra salir a determinadas horas del día y y es en esas horas que debemos evitar que los animales estén fuera expuestos a picaduras del flebótomo.

Collares repelentes por ejemplo, son el método más efectivo para proteger al perro contra la enfermedad. Mientras los insecticidas y repelentes tópicos reducen las picaduras, la vacunación (considerando que el animal no esté infectado por el protozoario ya) protege al animal aunque haya sufrido la picadura del flebótomo.

Es más, recordemos que el año pasado, también en Brasil, se lanzó la vacuna preventiva contra la Leishmaniasis llamada LBSap cuya acción innovadora sobre la reproducción del flebótomo no solamente evitaba los contagios, sino que afectaba el ciclo reproductivo de las mosquitas. No lo supiste? Leelo AQUI

Lo más importante para divulgar con todos, es la existencia de, además de ésta vacuna contra el contagio que ya existe inclusive en sudamérica, el lanzamiento de un nuevo cocktail efectivo para la cura de la leishmaniosis visceral en perros también en sudamérica, lo cual hasta el momento era una afección incurable que nos arrancaba de los brazos a nuestros mejores amigos para siempre y eso si lo tenemos que conmemorar y difundir!

Y resta a nosotros pedirte que difundas este mensaje, especialmente a aquellos gobernantes que han soltado alertas sanitarias y salido a matar animales negando u obviando la existencia de la vacuna preventiva contra la leishmania, como vimos suceder en Uruguay el año pasado, donde al menos 130 animales fueron asesinados en medio de una “alerta sanitaria”.

Es más, recordemos las declaraciones del mismo director de Salud del MSP, Jorge Quian en aquel momento cuando dijo “Los animales no pueden ser tratados porque se usa el mismo fármaco en animales y en personas, por lo que la mosquita – el vector – podría volverse resistente

En vista de lo que sabemos ahora que fue el proceso de investigación en Brasil (socio comercial de Uruguay en el Mercosur), parece ser que algunos jerarcas se quedaron en 1953 cuando el alegato era ese mismo usado por él, desconociendo que muchos avances se han hecho y que cuando Uruguay decretó emergencia sanitaria y mandó matar sin dar lugar a que las personas pudieran tratar sus animales, ya había tratamientos disponibles para humanos Y PARA PERROS y que en muchos países del mundo la medicación para curarlos era aplicada porque LOS ANIMALES TAMBIÉN TIENEN DERECHO A RECIBIR CURA si el tratamiento existe, aunque el medicamento sea el mismo que se usa en humanos.

De hecho, recordamos a razón de éste caso con mucha vergüenza la postura de la Facultad de Veterinaria, quien se puso en contra del MSP cuando éste a mediados de 2016 decidió aliviar la medida de alerta sanitario (porque obviamente sintieron la presión negativa que su medida estaba generando en la población) y habían soltado un decreto que aquellas personas dueñas de un animal que diera positivo, podían evitar que fuera sacrificado comprometiéndose a cierto acuerdo de cuidados, seguimiento y medidas de evitar contagio.

La Facultad de Veterinaria de Uruguay rechazó esa medida y pidió que todos los detectados fueran eutanasiados… tan distintos de los médicos españoles y brasileños que en vez de solo matar para esconder el problema debajo del tapete, investigaron para saber cómo resolverlo.

Es hora de compartir la información, poner en conocimiento a los jerarcas nacionales y locales de tu país que hay un tratamiento posible, que también hay una vacuna de prevención ya desarrollada Y QUE AMBAS COSAS NO CUESTAN DINERALES, sino que son accesibles, tanto como una vacuna de la grilla básica de vacunación que todo animal debe tener

Es lógico que el tratamiento de cura, no curará completamente al animal, que será crónico toda la vida, pero tal como un portador de hiv, será portador toda la vida, podrá contagiar toda la vida, pero medicado y controlado puede vivir una vida tranquila y digna sin que a nadie se le ocurre pensar que podría aparecer un grupo de médicos a declarar públicamente que sería mejor matarlos no es así?

Los animales tienen derechos y desde el momento en que ponemos por encima el derecho a la cura de unos por sobre otros seres, estamos siendo tan despreciables, como años atrás cuando las personas negaban sus derechos a poblaciones afrodescendientes, apenas por su color de piel donde ni siquiera querían sentarse en los mismos lugares que éstas personas se sentaban, porque las creían “inferiores”.

Tan horrendo como es esa visión del pasado reciente de la humanidad, tan nefasto es el concepto de que un animal no merece recibir su cura solo por ser animal, porque algunos ponen la vida del ser humano, por encima de la vida de cualquier otro ser vivo del planeta y por pensar de esa forma… basta mirar alrededor para ver las consecuencias que el Planeta está teniendo… 

Si deseas unirte en la lucha por los derechos de los animales y estar al tanto de las noticias que suceden con los seres más hermosos del planeta, no dejes de unirte a nuestra comunidad en Facebook AQUÍ

Déjanos saber tu opinión