[ABSOLUTAMENTE ADORABLE] Perra rescatada hace lo que sea por enamorar a un gato (VÍDEO)

Perra-rescatada-hace-lo-que-sea-por-enamorar-a-un-gato-4
¿Conoces ese sentimiento donde te gusta mucho, mucho alguien, pero por alguna razón, al otro no le sucede lo mismo? A Pippy, le pasó ésto pero con mucha insistencia… logró su objetivo!

((__lxGc__=window.__lxGc__||{‘s’:{},’b’:0})[‘s’][‘_202422’]=__lxGc__[‘s’][‘_202422’]||{‘b’:{}})[‘b’][‘_593382’]={‘i’:__lxGc__.b++};

El objeto de deseo de Pippy es un gato, también rescatado, su nombre es Pooh, quien le pertenece a la hermana de la dueña de Pippy, Stephanie Skinner. Pippy ha hecho de todo por atraer la atención de Pooh, siguiéndola a todos lados, acariciándola con su nariz o ladrando. Pero por un largo tiempo, a Pooh no le atraía en lo mínimo sus gestos…. y le ignoraba dolorosamente!
Antes de que Pippy conociera a Pooh, era un torpe cachorro con patas pequeñas y un cuerpo largo. Nadie sabía su procedencia, pero Pippy y sus dos hermanas fueron halladas en un refugio en West Virginia. Pudieron haber muerto, si no fuera porque una asociación de rescatistas, llamada Homeward Trails, en la ciudad de Washington DC, los salvó.
Danielle Skinner, halló a Pippy en la celebración del Día de la Adopción. “Uno de los voluntarios de Homeward, Giovanni, me dijo de conocer la mascota que crió, y que me iba a enamorar de ella. Me presentó a Pippy, y me incito a llevármela. Era algo pesada para tener solo 5 meses. Mientras la arropaba, alguien asomado desde la ventanilla de un carro me grita: ‘¡Vas a quedártela!“, dijo Danielle.
Danielle se quedó con Pippy, llevándosela a vivir con ella en la ciudad de Arlington, Virginia. Pippy amaba la vida con su nueva dueña, pero sufrió de algunos trastornos de ansiedad. Cuando estaba amarrada, Pippy se abalanzaba sobre otros perros, y era agresiva con extraños.
Un día, en una visita a Pennsylvania Pippy conoce a Pooh, el amor de su vida. Pero en su primer encuentro las cosas no fueron de lo mejor: “Amarré a Pippy a su correa, y Stephanie alzó a Pooh”, dijo Danielle. “Pooh se ocultó y estaba aterrorizado de Pippy quien le ladraba y brincaba sobre él. Puede saltar de veras que alto pese a sus cortas piernas, por lo que Pooh no estaba tan conforme en los brazos de mi hermana

((__lxGc__=window.__lxGc__||{‘s’:{},’b’:0})[‘s’][‘_202422’]=__lxGc__[‘s’][‘_202422’]||{‘b’:{}})[‘b’][‘_593381’]={‘i’:__lxGc__.b++};

Cuando Pippy descubrió que no había dado una buena primera impresión, intento con otra táctica: tendido sobre el piso enfrente de Pooh, lloriqueando y observándolo.
Funciono mejor, pero Pippy rápidamente olvido de sus buenos modales, y comenzó a perseguir a Pooh. ”Con tal solo que el gato sepa que Pippy se encontraba cerca, lo enloquecía”, dijo Danielle. “Ella lo perseguía siempre, esperándolo detrás de la puerta de la habitación donde él se encontraba. Si Pooh ingresaba en alguna habitación, Pippy volaba detrás, corriendo entre el amueblado y golpeando cosas en el camino”.
Pippy and Danielle regresaron a Virginia, pero frecuentemente visitaban Pennsylvania para visitar a los padres de ella. Stephanie comenzó a viajar por trabajo, por lo que dejaba a Pooh al cuidado de sus padres. Esta secuencia alegró a Pippy, los viajes a Pennsylvania implicaban la visita de su amado.
“El resguardo de Pooh es en el sótano, por lo que mantenemos la puerta cerrada para que Pippy no lo disturbe tanto”, dijo Danielle. “Si accidentalmente la dejamos abierta, está casi garantizado que la perra se apresurará a buscar al gato. Le encanta saber dónde está y qué está haciendo en todo momento.”
Pudo haber continuado así por siempre. Pero dos semanas atrás todo cambió: “Mi madre no podía encontrar a Pippy, pero encontró la puerta del sótano abierta por lo que rápidamente descubrió dónde podría estar”, dijo Danielle. “Bajó las escaleras y halló a Pooh y Pippy sentados muy cerca uno de otro. Pooh se subió a Pippy y comenzó a olerlo. Luego Pooh rodó sobre su espalda, mostrando estar contento. Pippy no sabía qué hacer, por lo que dejó a Pooh simplemente disfrutar.”
Ahora, cuando Pippy visita Pennsylvania, Pooh deja a Pippy compartir tiempo juntos… 
MIRA AQUÍ SU TIERNO VÍDEO

((__lxGc__=window.__lxGc__||{‘s’:{},’b’:0})[‘s’][‘_202422’]=__lxGc__[‘s’][‘_202422’]||{‘b’:{}})[‘b’][‘_592482’]={‘i’:__lxGc__.b++};

…e incluso parece gustarle. Incluso, según Danielle, cuando Pippy no le juega a Pooh, él la busca y merodea intentando atrapar su atención.

Pero, Pooh todavía insiste en demostrar que él manda. A pesar de todo, él es el gato.

Para seguir la historia de Pippy y Pooh, visita su página en Instagram AQUI; para los amantes de los gatos, Pooh cuenta con su propia página en Instagram también AQUI
Si desea conocer más ejemplares y
conmovedoras historias de animales puede ingresar dando clic
 aquí
Ayúdanos con tu difusión y apoyo. Únete a nuestra comunidad animalista:

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “//connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&version=v2.5&appId=762141077247980”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Image and video hosting by TinyPic

Loading...
Ingresa tu email y recibe gratis nuestras publicaciones:

Déjanos saber tu opinión

Agregue un comentario